Área de salud Coronado brinda atención en  zonas más alejadas del cantón

Por: Paola Johanna Serrano Alvarado / CCSS /

Monserrat y Cajón tienen una población de aproximadamente 170 personas.

El área de salud Coronado llega hasta las comunidades más lejanas del cantón con servicios de salud eficientes y oportunos. Ejemplo de esto es la atención que se brinda en las comunidades de Monserrat y Cajón.

Monserrat se localiza a unos 20 kilómetros del centro de San Isidro de Coronado; mientras Cajón se ubica unos kilómetros más adentro en la montaña.

Funcionarios del área de salud se trasladan a estas poblaciones ofreciéndoles un servicio de salud que llega hasta ellos a pesar de los caminos de difícil acceso y el clima.

MONSERRAT: LOCALIDAD UBICADA EN EL BOSQUE NUBOSO

En una de las zonas más altas del cantón se encuentra localizada Monserrat.

Con una población de aproximadamente 150 personas, cuenta con alrededor de 130 usuarios formalmente adscritos al área de salud Coronado, distribuidos en 13 núcleos familiares de entre 5 y 10 miembros cada uno, en edades que van desde 1 hasta los 85 años.

El camino para llegar hasta Monserrat es angosto, de lastre y se hace menos accesible por la lluvia constante, que hace que las laderas se deslicen ocasionando derrumbes.

A pesar de esto, todos los primeros lunes de cada mes los funcionarios encargados del Ebáis de Cascajal viajan hasta esta comunidad para llevar bienestar a la población.

Un médico general, un técnico de REDES, una auxiliar de enfermería, un farmacéutico y un chofer componen el equipo de trabajo.

Una vez en el lugar, cada profesional cumple su labor y juntos brindan una atención en salud a los pobladores de la zona, la mayoría de las veces entre neblina, lluvia y clima frío.

La consulta inicia verificando la identidad de cada usuario. El trabajo de la asistente de enfermería es realizar la preconsulta, aplicar los medicamentos y las vacunas cuando corresponda o cuando llegan nuevos habitantes de la zona que tengan incompleto su esquema de vacunación. Además, se brinda a todas las personas la educación en salud necesaria, de acuerdo con el grupo etario al que pertenezcan.

El médico valora de forma integral a cada usuario; mientras, el farmacéutico despacha los medicamentos, realiza la atención farmacológica y da seguimiento a casos especiales.

En principio, las consultas en Monserrat se realizaban casa por casa, pero por el tiempo de traslado que esto conlleva, en la actualidad se establecieron dos lugares de atención: el salón comunal y la casa de la penúltima familia de la zona, que presta su hogar para brindar la atención a los vecinos.

En cada visita, los funcionarios brindan atención a entre 16 y 24 usuarios, manteniendo con estas visitas los controles al día de los pacientes con padecimientos crónicos, mujeres embarazadas y niño sano.

CAJÓN: PUEBLO UBICADO EN LAS FALDAS DEL VOLCÁN IRAZÚ 

De la misma manera que en Monserrat, pero cada tres meses, el equipo de salud cambia la ruta y se enrumba hacia Cajón.

Esta comunidad, mucho más pequeña que Monserrat, se conforma de fincas lecheras. La población en la zona es de 15 a 20 personas, que conforman 3 grupos familiares, pero a ellos se suman los trabajadores de las fincas que vienen desde Cascajal y que por lo general reciben atención con los pobladores de la comunidad.

En Cajón la dinámica es diferente. Para atender a los usuarios se realiza una parada en las cuatro fincas de la zona y en cada una se brindan servicios de salud a los usuarios que lo requieran.

El acceso a este lugar es a través de caminos angostos de lastre y piedra suelta, que la mayoría de las veces son habilitados por los pobladores. El trayecto es más peligroso y tarda un poco más de 50 minutos desde el puesto de Cascajal.

Según Mónica Pérez, auxiliar de enfermería, las personas de estas localidades son personas sencillas, respetuosas, la mayoría de escasos recursos, que no cuentan con medios de transporte para salir de la zona más que caminando, por lo que llevar hasta ellos los servicios de salud les posibilita el acceso a los mismos.

Para optimizar y reducir el tiempo de traslado de los usuarios, tanto en Monserrat como en Cajón, en aquellos casos en los que es necesario, el mismo personal del área de salud que se traslada a esas comunidades, coordina las citas de especialistas o servicios de apoyo en la sede de área, para que estas personas reciban una atención en salud completa y puedan tener un acceso a los servicios de salud, como si vivieran en los lugares más céntricos del cantón.