Lesmes Mora 38 años con la CCSS

Don Lesmes Mora Durán, tiene 38 años de laborar para la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), específicamente en el Hospital Dr. Escalante Pradilla, de Pérez Zeledón.

Comenzó como misceláneo en el departamento de lavandería, mientras se preparaba académicamente.

Con mucho esfuerzo, logró obtener una licenciatura en administración, por lo cual fue ascendiendo a puestos en áreas como vigilancia, transporte y en los últimos 11 años en la Jefatura de Servicios Generales.

Después de tantos décadas de laborar para esta institución, don Lesmes está muy emocionado, por cuanto a partir del 25 de diciembre se acogerá a la jubilación.

Con doña Iris Rojas, su esposa.

Familia y cristianismo

Un año después de ingresar al hospital, contrajo nupcias con Iris Rojas Orozco, con quien ha procreado a Luis Manuel, Marcela y Valeria.

“Me siento muy agradecido con Dios por la esposa que me dio, que ha sido un verdadero pilar en nuestra familia y todo un ejemplo. Lo mismo digo de mis hijos, que son un regalo del cielo”, dijo don Lesmes.

Al consultársele sobre su conversión al evangelio, recordó que fue en febrero del año 88, cuando él y su esposa pasaban al frente de la iglesia Casa del Banquete, comunidad cristiana de la zona.

“Yo desde tiempo atrás sentía una necesidad de cambiar de vida y un día mi esposa y yo pasábamos al frente de esa congregación, pero nos daba pena entrar, no obstante de un momento a otro, Elsa Gatgens, actual directora del ministerio Libres para Amar,  nos vio,  se desprendió de las afueras del templo, cruzó de acera y nos invitó a entrar. Ese día le entregué mi vida a Jesús y mi esposa lo hizo meses después”, recuerda.

Don Lesmes, entrevistado por Noti-Asocriip, hace varios años, durante un seminario de Asocriip en Sardinal.

Asocriip un ministerio muy valioso

Para don Lesmes, Asocriip es un ministerio de mucho valor, que merece  el apoyo de los asociados, por cuanto su llamado es llevar el evangelio a todos los centros hospitalarios del país.

“En toda época esta asociación ha sido necesaria, pero en estos momentos lo es más, por cuanto es el único ministerio que puede ingresar a los hospitales y clínicas, ya que ningún pastor, ni grupos de apoyo, tienen permiso de ministrar en la actualidad. Únicamente los creyentes que laboran para la CCSS, son los instrumentos que pueden llevar consuelo, paz y esperanza a los pacientes, en tiempos tan tensos como los que estamos viviendo”, comento don Lesmes.