Hospital San Juan de Dios implementa plan piloto para automonitoreo remoto de signos vitales

 Por: Susan Castro Castillo /

Plan beneficia a pacientes recién operados del corazón.

Los pacientes que sean sometidos a una cirugía cardiaca en el hospital San Juan de Dios (HSJD) podrán monitorizar sus signos vitales desde la comodidad de su hogar mientras los profesionales del hospital revisan sus resultados en forma remota desde el propio establecimiento de salud, esto gracias a la puesta en marcha de un plan piloto de automonitoreo remoto de signos vitales.

De acuerdo con la doctora Sofía Blanco Lara, coordinadora de la unidad de Atención Domiciliar del HSJD, la idea consiste en entregar a los pacientes un kit para que desde sus hogares se puedan monitorizar diariamente los signos vitales, o en el caso de que se sientan con alguna molestia monitorizarse las veces que ellos consideren pertinente, y que el equipo de hospitalización a domicilio; o bien, en conjunto con los cirujanos de corazón, revisen estos signos y hagan los ajustes necesarios en el tratamiento a la mayor brevedad posible.

Este proyecto lo desarrolla el hospital en coordinación con la unidad de Atención Domiciliaria y el equipo implementador del Expediente Digital Único en Salud (EDUS), por lo que los datos obtenidos se registran automáticamente en una plataforma virtual y posteriormente son incorporados por el paciente a la plataforma de EDUS para que así la información registrada esté a disposición del personal de salud.

Este plan piloto se realiza en alianza con Hospital Virtual, quienes han facilitado la donación de los kits y el material que requiere cada equipo; así como el debido acompañamiento en soporte técnico. Cada kit incluye un aparato para tomar la presión, la frecuencia cardiaca, la temperatura, el nivel de azúcar en la sangre y la saturación de oxígeno; así como una báscula para controlar el peso.

Datos se registran vía satelital.

Los kits se le entregan al paciente beneficiario de una cirugía cardiaca en sus hogares para utilizarlo durante la fase de recuperación, que comprende las siguientes cuatro semanas luego del egreso del hospital. Una vez que se cumpla este periodo se determina si es posible retirarlo porque ya está compensado o si requiere de algunas semanas adicionales.

Hasta el momento se ha beneficiado a cinco pacientes, quienes ya llevan dos semanas de automonitoreo con resultados exitosos en el registro diario de todos los signos vitales que se les ha solicitado. La intención es llegar a completar diez pacientes con su respectivo kit para cumplir la demanda de pacientes operados del corazón, afirmó la doctora Blanco Lara.

Dentro de las múltiples ventajas que otorga la puesta en marcha de este proyecto destaca que es sin costo económico para el paciente y su familia, además de su uso sencillo y que no se requiere contar con internet en el hogar, dado que los datos se registran vía satelital garantizando así que la información no se pierda por circunstancias relacionadas con temas de conexión.

La doctora comentó que si bien es cierto no sustituye la atención médica, esta novedosa herramienta es de mucha utilidad para monitorizar el estado del paciente durante el transcurso del día, especialmente en los que no se realizan visitas domiciliares; o bien, en aquellos pacientes que viven en zonas alejadas fuera de la Gran Área Metropolitana.

Con base en el éxito de su implementación se espera extender el uso de esta herramienta a pacientes de otros servicios médicos del hospital.