La conmovedora historia de Richard y Sabina Wurmbrand

Richard Wurmbrand fue un pastor luterano de Rumania, de origen judío. En el año 1948 él y Sabina su esposa, fueron arrestados pasando 14 largos años en prisión.

En 1964, mediante el pago donado por cristianos de Noruega, Wurmbrand, su esposa y su hijo pudieron salir de este país comunista.

Junto con su familia emigró a los Estados Unidos en noviembre de 1966. Una vez allí, los Wurmbrand comenzaron el ministerio «Misiones Cristianas para el Mundo Comunista», hoy conocido bajo el nombre de «La Voz de los Mártires».

En sus libros «Torturado por Cristo», “La Esposa del Pastor” y «En el Subterráneo de Dios” (todavía no traducido), describen en detalle su vida bajo la persecución comunista.

Recien casados en el año 1936.

Vida familiar

Richard fue el menor de cuatro hermanos de una familia judía que vivía en Bucarest, la capital de Rumania.

Su padre fue dentista y por causa de su profesión, debieron mudarse a Estambul, Turquía.

Después de la muerte de su padre por una epidemia de gripe en 1919 y al caer en una pobreza extrema, su familia decidió retornar a Rumania.

Richard luchó contra las ideas comunistas que perseguían a los cristianos, razón por la cual fue encarcelado en múltiples ocasiones por la policía secreta de la República Socialista de Rumania.

En 1936 se casó con Sabina y en 1939 tuvieron su único hijo, Michael.

Se negaron a salir de Rumania

Debido a la declaración de guerra de Rumania en contra de Inglaterra, muchos ministros anglicanos tuvieron que salir de este país.

El pastor Richard Wurmbrand y Sabina,  continuaron sin temor su trabajo misionero cristiano, rescatando a numerosos judíos fuera de los «ghettos», al tiempo que predicaban  en muchos refugios antibombas, teniendo como consecuencia que fueran arrestados varias veces por actividades subterráneas cristianas durante el estado de guerra.

Cuando el gobierno intentó controlar las iglesias, Richard inmediatamente comenzó un ministerio «clandestino» para su pueblo.

Durante el corto período después del final de la Segunda Guerra Mundial, es decir de 1945 a 1947, cuando Rumania se transformó en un estado comunista, Wurmbrand imprimió y organizó la distribución de un millón de evangelios en el idioma ruso, para las tropas soviéticas que ocuparon Rumania.

Todavía hay persecución

Desde sus inicios La Voz de los Mártires se ha dedicado a crear una toma de conciencia en todos los países del mundo, sobre la realidad que vive la iglesia perseguida en estas naciones, donde solo se pueden reunir en forma oculta y con un alto riesgo de morir si son descubiertos.

La persecución en estos países todavía existe, aunque nosotros en occidente nos cueste entenderlo.

Richard Wurmbrand en una de las tantas veces que salió de la carcel.