Maribel y Katia el enlace de comunicación entre el personal de salud y el pueblo Ngäbe en San Vito

 Por: Luis Alonso Ramírez Vega / CCSS /

Asesoras culturales apoyan principalmente servicio de Maternidad.

Maribel Contreras y Katia Montezuma son dos representantes del pueblo originario Ngäbe que desde hace unos días recorren el hospital San Vito de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) para ser el enlace de comunicación entre el personal de salud y las personas ngäbes que reciben atención en este establecimiento de salud.

Bajo la figura de asesoras culturales, Maribel y Katia realizan una labor fundamental para fortalecer el buen trato en la atención que se le brinda, por ejemplo, a las mujeres embarazadas de este grupo originario que llegan al hospital de San Vito a dar a luz.

“El principal objetivo de ellas es ser un enlace entre nosotros y los pacientes del pueblo Ngäbe, para que la comunicación sea abierta, entendible, se sientan bien acogidos y respetados en nuestro hospital, con una atención con pertinencia cultural” destaca el doctor Jorge Granados Rivera, director del hospital San Vito.

El director médico, explica que el hospital de San Vito es exitoso en la implementación del “Modelo de atención calificada del embarazo, parto, posparto centrado en la mujer, la familia gestante, la comunidad, la gestión humanizada y la pertinencia cultural en las maternidades institucionales” y como oportunidad de fortalecer esa atención identificaron que “no existía  una buena comunicación entre el personal de salud y las personas del pueblo Ngäbe, por lo tanto, hacía falta terminar y redondear este modelo”.

“Hemos analizado y aplicado varias estrategias. Una de ellas es que conformamos una alianza estratégica que le llamamos Alianza de éxito, con algunas organizaciones como la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) donde planteamos la posibilidad de que existiesen asesores culturales, patrocinados por ellos, con el fin de darle el total y el completo concepto de buen trato a esta población” agrega el doctor Granados Rivera.

Es así como se logró implementar este proyecto por los próximos cinco meses, de agosto a diciembre, donde ellas permanecen en el hospital desde las 7 de la mañana hasta las 4 de la tarde. A partir del mes de agosto a Coto Brus ingresan entre 7 y 10 mil pobladores del pueblo Ngäbe para la recolección de café, provenientes de la Comarca Ngäbe-Buglé, ubicada en Panamá.

“Ellas son lideresas comunales que hablan perfecto español y su idioma natal. Maribel y Katia han participado en diversas capacitaciones. Así, una vez que las pacientes indígenas embarazadas están internadas, aprovechamos el momento para que ellas les brinden capacitación en higiene bucodental, lavado de manos, prácticas saludables, entre otros temas” destaca el director médico sobre el aporte de las asesoras culturales en la atención de las personas usuarias de su etnia.

También se está aprovechando la presencia de Maribel y Katia para elaborar una especie de diccionario que sirva de referencia para la comunicación en idioma ngäbere con las hablantes de este idioma que requieran atención una vez que ellas ya no estén en el establecimiento de salud.

El hospital de San Vito atiende al año un promedio de 600 partos, de los cuales el 15% corresponden a mujeres ngäbes.

ACCIONES CONCRETAS 

Como parte de las acciones implementadas por este centro médico para fortalecer la atención con pertinencia cultural, las mujeres embarazadas del pueblo Ngäbe pueden decidir la posición en la que quiere dar a luz. Además, se cuenta con una sala de relajación para estas mujeres.

También ahora se permite el acompañamiento en todo momento, sea por partera de la comunidad, el padre del bebé o cualquier otra persona que ellas elijan.

Asimismo, como parte de la pertinencia cultural las batas que utilizan previo al parto y post parto se confeccionan respetando sus tradiciones, pues una de las quejas que tenían era que las batas que se empleaban no eran de sus tallas.

“Nos solicitaron hacer unas batas como los vestidos que ellas emplean. Acá contamos con un costurero que hizo una primera bata, la revisaron, la probaron y hoy en día se les brinda una bata respetando sus costumbres” rememora el doctor Jorge Granados sobre las medidas implementadas en los últimos años para disminuir la mortalidad infantil y erradicar la mortalidad materna. Esto se ha logrado porque “el indicador de mortalidad infantil de este establecimiento de salud ya se compara con el resto del país, lo que ha sido un resultado muy favorable”.

A esto se suma que tanto las madres como los bebés una vez que van a egresar del centro médico, ya cuentan con la cita de seguimiento en el primer nivel de atención coordinada.

Adicionalmente, se modificó la alimentación para respetar su cosmovisión, por ejemplo, anteriormente se les servía carne de cerdo, que según su tradición no pueden consumirla antes o después del parto. Esto varió.

ATENCIÓN EN INGRESO DE LOS RECOLECTORES DE CAFÉ

El pueblo Ngäbe es fundamental para la recolección del café en nuestro país. Desde agosto, es frecuente su ingreso al país por la frontera con Panamá, en el sector de Río Sereno.

Ahí las diferentes instituciones, entre ellas la CCSS, la OIM, Migración y Extranjería, Ministerio de Salud y organizaciones como Hands for Health colaboran en verificar las condiciones de ingreso de los aproximadamente 10 mil habitantes Ngäbe que provienen de la comarca de David, Panamá, para participar de estas labores.

“Ver a un diabético, un hipertenso, un obeso, es muy poco frecuente en esta población. Sobre todo, se ven enfermedades infectocontagiosas, niños con neumonía, con parasitosis, que ya casi no se ven pero se siguen dando, pacientes con alguna patología de la piel, alergias y sobre todo con infecciones de vías respiratorias superiores e inferiores y diarreas, que han bajado bastante” destaca el doctor Granados Rivera sobre el perfil de atenciones de esta población.

Sobre el control de la pandemia, con el primer nivel se tiene destacado personal en sitio y cualquier persona sospechosa de ser caso positivo de covid-19 es traslada al hospital para realizar los exámenes respectivos para confirmar o descartar la presencia del virus.