Marlen López: “En prevenir y educar hay curación”

La doctora Marlen López Mejía, experta en salud mental y psiquiatría, quien labora en la Clínica Clorito Picado de Tibás, en una entrevista con Noti-Asocriip, expresó que en el campo de la salud, es mejor prevenir y educar,  porque cuando una patología está avanzada la situación es más compleja.

Dijo que tal y como lo recomiendan los organismos internacionales de la salud,  prevenir implica trabajar en la modificación de hábitos o conductas que contribuyen a estar sano, además de la detección precoz de enfermedades.

Mencionó, que a lo anterior hay que agregarle el incentivar la actividad física, promover una alimentación saludable y evitar el tabaco como acciones  en una consulta médica preventiva.

Acotó que durante este tiempo de pandemia, se han incrementado los problemas de ansiedad en las personas, debido en parte a la situación socioeconómica de las familias.

Señaló la importancia de detectar medidas preventivas ante de que aparezca la enfermedad y revisar los factores de riesgo, de manera que se puedan atenuar sus consecuencias, antes de que sea demasiado tarde.

«La gente ha perdido el enfoque, entra en depresión, socializa poco por el confinamiento, ve a los demás como el enemigo que me puede contagiar, lo cual nos hace andar a la defensiva, todo eso va causando efectos negativos en nuestra mente y llega el momento en que no podemos más», mencionó esta profesional.

Enfatizó que a veces cuando se llega a la consulta, ya el caso está muy avanzado, lo cual es más complejo, «por eso yo prefiero la educación en salud, como prevención y sanación en las personas,  algo que nos da herramientas para conocernos a nosotros mismos, revisar cuán vulnerables somos y evitar estados agudos, o conflictos emocionales severos», dijo la doctora López.

Para ella, la sociedad y todas las instituciones deberían de volver a los valores espirituales, como herramientas básicas para prevenir y aun para recobrar la vitalidad, por cuanto la fe en Dios es clave en la restauración de la salud en todo proceso crónico o complejo de cualquier enfermedad.

Advirtió que los gobiernos a nivel mundial, procuran sacar a Dios y las Sagradas Escrituras de todas partes, pero es totalmente lo contrario, si la gente tuviera a Jesús en su corazón y conociera más el mensaje de esperanza que da el “manual del fabricante” (la Biblia), seguramente las personas se enfermarían menos o se curarían más pronto.

La Dra. Marlen López Mejía, con la Dra. Esmeralda Mena Chavarría, durante la pasada Asamblea General de Asocriip.