No culpables… sí humanidad

Dr. Álvaro Arturo Avilés Montoya /

Especialista en infectología y Medicina Interna del Hospital México

En estos días que el planeta entero se ha visto azotado por un nuevo microbio, otras enfermedades han salido también y ha desenterrado facetas negativas del Ser Humano. Nosotros no dominamos a los microbios, apenas convivimos con ellos. Y sin embargo, el temor que ha producido el chisme y la desinformación nos ha dejado ver que hay personas que sin escrúpulos ni miramientos, sin respeto, satanizan a los que han tenido que sobrellevar el impacto de esta situación.

Se refieren a ellos con lenguaje ofensivo, despectivo, tratándolos como menos que personas, cuando en realidad la mayoría de ellos son apenas víctimas de las circunstancias y no tienen nada que ver con el desarrollo de la enfermedad. Les rechazan como si fueran una peste, expresando gravísimos y dolorosos sentimientos racistas y xenofóbicos, o peor aún, queriendo responsabilizarlos de todos los males del mundo. Hemos olvidado que en esta ocasión la enfermedad inició al otro lado del mundo, pero pudo haber sido en este, y entonces seríamos nosotros los ofendidos, los rechazados, los despreciados…

Situaciones como estas nos deben llamar a hermanarnos, independientemente de credos, razas o demás. Si no, se presagia una catástrofe de la que seremos responsables todos los que no estuvimos en el momento y sitio del primer impacto. Bien lo dice el dicho militar: divide y vencerás. Es momento de unirnos todos contra las enfermedades: virus, hambre, pobreza, ignorancia, chismes, malas intenciones y daño voluntario, entre otras.

De nosotros depende que sigamos adelante….