¿Quién es Jesús?

Henry Calderón Garita / Asociado /

Cuando Jesús estaba recorriendo varios pueblos, enseñando y sanando, llegaron a un lugar llamado Cesarea de Filipo, este se encuentra al pie del monte Hermón.

Felipe el Tetrarca, hijo de Herodes el Grande, embelleció la ciudad con muchos nuevos edificios y le cambió el nombre por el de Cesarea, en honor del emperador.

En el camino, Jesús les hace una pregunta a sus discípulos, “¿Quién dicen los hombres que soy yo?”, ellos respondieron conforme lo que habían escuchado de otras personas en el camino, por eso sus respuestas fueron: “unos Juan el Bautista, otros Elías y otros que alguno de los profetas”. (Marcos 8:28).

Tres respuestas inadecuadas. Respondieron incorrectamente, porque el concepto de Jesús tiene que ser una revelación de Dios y no del esfuerzo intelectual o lo que opina la mayoría. Hasta que Dios nos revele su voluntad y esta llegue a nuestra mente y corazón, podemos entender quién es Jesús.

Pero con firmeza y sin pedir permiso a los demás, Simón Pedro dijo: “… Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente ”.

Entonces le respondió Jesús,“Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos” (Mateo 16: 16-17).

Pedro respondió con certeza, porque el Señor le puso en su mente y corazón esa convicción.

A través de los años, se ha distorsionado el concepto de Jesús, lo peor de todo es que la humanidad no se ha dado cuenta.

Para muchos, Jesús es el Hijo de Dios, concebido por el Espíritu Santo y nacido de la virgen María, para otros fue un predicador y líder religioso judío del siglo primero, siendo la figura central del cristianismo.

Los que piensan así, no están diciendo nada incorrecto, pero tampoco están muy lejos del pensamiento de Judas Iscariote, el cual lo identificaba como maestro, líder y profeta.

Jesús no es solo un personaje histórico o religioso. Tenemos que reconocer que Jesús es el Hijo de Dios, que murió por nuestros pecados en la cruz y que resucitó para ser nuestro Salvador y Señor.

Jesús es el Cordero de Dios, es el pan de vida, es la luz del mundo, es la puerta segura, es el buen pastor, es la resurrección y la vida, Él es el camino al Padre, es la vid verdadera.

Para seguir a Jesús, se necesita dejar la zona de confort, entregar la vida, seguirlo y servirle, para así ser honrados por el Padre.

Todo el que recibe a Jesús y cree en su nombre, es llamado hijo de Dios y tiene su Espíritu Santo, el cual le va a guiar y consolar.

Le pregunto ¿Quién es Jesús para usted? muchos líderes de las diferentes religiones del mundo o de las tantas ideologías, fueron personas cuyos nombres, escritos, ideas y principios quedaron para la historia, pero ya no existen más.

Pero Jesús después de su muerte, resucitó y actualmente es el único que podemos relacionarnos de manera personal, nos enseña cómo vivir y cómo entender la vida, como tener esa paz, que nadie la puede dar.

Quienes conocen a Jesús, saben que tienen un lugar seguro en la eternidad. En esta vida siempre va a haber problemas y sufrimientos, pero a pesar de todo, siempre encontramos esperanza en Jesús.

Estas cosas o he hablado para que en mi tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción, pero confiad, yo he vencido al mundo”. (Juan 16:33)

Ahora vuelvo hacer otra pregunta ¿Quieres conocer a Jesús?

“Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí. Si me conocieseis, también a mi Padre conocerías; y desde ahora le conocéis, y le habéis visto”. (Juan 14:6-7)