Roxana Álvarez asume la presidencia de Asocriip

Roxana Álvarez Porras llegó a Asocriip hace apenas tres años como socia y de una vez la postularon como miembro del nuevo directorio que se estaba eligiendo en la Asamblea General de 2019, donde quedó como vocal.

El pasado 27 de noviembre durante la Asamblea General realizada en el hotel Crowne Plaza San José Corobicí, resultó electa como presidenta de esta Asociación.

En una entrevista con Noti-Asocriip posterior a su elección, la nueva presidenta expresó que cuando le hicieron  la propuesta días atrás, había dicho que no, pero que recientemente comenzó a sentir un impulso espiritual que la animó a aceptar, pensando que sería Dios quien al final tendría la última palabra por medio de la Asamblea.

Al consultársele en qué aspectos le gustaría enfocarse en su próxima administración, manifestó que es algo que debe platicar con los compañeros de junta directiva, pero que de momento percibe que Asocriip requiere darse a conocer más, no solo en los centros hospitalarios donde realiza su ministerio, sino también en toda la sociedad costarricense, para cumplir con más efectividad la comisión de ganar almas para el Señor.

Advirtió también, que será una experiencia nueva que le demandará estar más cerca de Dios, para escuchar su consejo y dirección, por cuanto es una gran responsabilidad estar al frente de un ministerio de este nivel.

Ella labora desde hace 32 años en la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) y desde el 2017 específicamente en la Dirección de Tecnologías de Información y Comunicación, en el Área de Ingeniería de Sistemas de la Caja.

Roxana, es miembro de la iglesia Ciudad de Dios que pastorea el doctor Alex Alvarado y está casada con Jorge Arturo Vega con quien ha procreado a Jorge Mario y a Esther Sofía.

El mayor de los éxitos

Para Blanca Granados secretaria de actas de la junta directiva, es un gusto tener a Roxana en la presidencia y está segura de que ella va a dar lo mejor para desempeñar este puesto, así como lo hizo cuando era vocal.

“Se que se esforzará al máximo y nosotros la apoyaremos como equipo, para seguir con la misión de ganar almas para Cristo, que es nuestra meta final”, dijo la pastora Blanca Granados.

Por su parte Wilbor Sibaja tesorero de la Asociación, manifestó que es un privilegio servirle al Señor, porque Él siempre sabe retribuir con creces y por eso le desea el mayor de los éxitos a Roxana, en esta nueva responsabilidad.

“Cuente con nosotros, que como compañeros estamos para apoyarla al tiempo que rogamos a Dios que le de sabiduría e inteligencia para llevar este barco a puerto seguro”, afirmó Sibaja.

Carmen Rodríguez, la nueva Fiscal de Asocriip le envió la mayor de las bendiciones a la nueva presidenta, deseándole mucha sabiduría y gracia de Dios para desempeñar este puesto.

“Deseo que sea Dios quien le guíe y que la autoridad divina sea sobre su vida para tener éxito en todo lo que emprenda. Conozco a Roxana que es una gran persona y se que Dios la utilizará como instrumento en este puesto tan importante de la junta directiva”, aseveró.

Un mensaje de su pastor

Para el doctor Alex Alvarado Peterson, pastor de doña Roxana, es un privilegio que un miembro de su congregación asuma un puesto tan relevante.

“Desde Ciudad de Dios le hacemos llegar a Roxana Álvarez un saludo muy especial y mucha sabiduría para enfrentar este nuevo desafío. Sabemos que es una gran responsabilidad asumir la presidencia de Asocriip, una asociación cristiana que se ha distinguido por el servicio y dedicación a extender el reino de Dios en las instituciones y en especial en la Caja Costarricense de Seguro Social”, comentó el pastor Alvarado.

Agregó, que en estos tiempos de gran necesidad espiritual  donde la fe cristiana debe confrontar corrientes e ideologías anticristianas, es imperativo tener sabiduría, conocimiento e inteligencia del Altísimo para poder presidir un ministerio evangelístico de esta envergadura.

“Pido al Señor que le de la capacidad y liderazgo, para que esta Asociación continúe cumpliendo la misión que ha recibido de parte de Dios”, concluyó el pastor Alvarado.